¡Feliz Navidad!

"Dios no nos deja solos, sino que se hace presente para responder a las preguntas decisivas sobre el sentido de nuestra existencia: ¿Quién soy yo? ¿De dónde vengo? ¿Por qué nací en este momento? ¿Por qué amo? ¿Por qué sufro? ¿Por qué moriré? Para responder a estas preguntas, Dios se hizo hombre. Su cercanía trae luz donde hay oscuridad e ilumina a cuantos atraviesan las tinieblas del sufrimiento." Papa Francisco, Admirabile signum #Misión #PuntosCorazón #misionero

Mis maestros de vida

Discurso de despedida de Stefani al terminar su misión en el Punto Corazón de Villa Jardín, Lanús (Buenos Aires): Bueno, no se como resumir en pocas palabras lo que viví en este tiempo que Dios me regaló de misión junto a ustedes. Primero, doy gracias por cada momento compartido, por cada sonrisa, por cada mate, por cada silencio. Por las veces que nos confiaron sus más íntimos recuerdos, sus más profundos dolores. Sé que no vinimos acá para cambiar su realidad y a veces eso era y es muy difícil para nosotros, pero ustedes nos demuestran día a día que un simple abrazo, un simple gesto o una simple visita, cambia mucho y eso nos llena el alma. Sé que vivo cerca pero eso no quita el dolor d

Responder a ese grito de amor

Les quiero compartir la historia de un niño que me educó en la paciencia de una manera increíble, me ha enseñado muchas cosas, pero la más importante para mí es que con él aprendí a empezar de nuevo en todo lo que sea necesario. A. tiene doce años. Sus hermanos (dos) al igual que él, están a cargo de su abuela, viven en una casa con veinticuatro personas más (tíos, primos, etc.); su familia es una gran amiga del Punto Corazón, el amor que nos tienen es maravilloso de verlo. Es evidente como la presencia de cada voluntario ha marcado su vida. Él al igual que cualquier niño de doce años tiene muchísimas energías, a veces me parece que es demasiado, pero sabiendo la vida que lleva puedo entende

Un viaje maravilloso

Mensaje de la mamá de María Pía, al regreso de su visita en India para descubrir la misión de su hija: ¿Cómo describir lo vivido? ¿Cómo contar en pocas palabras tan bella experiencia? ¡Conocí una comunidad hermosa! Gente humilde que no tiene nada y tiene Todo, un corazón enorme y una bella sonrisa todos los días, a pesar de sus carencias. Compartí días inolvidables, llenos de Paz, Alegría, Amor en el Jardín de la Misericordia junto a esa gran familia que es Puntos Corazón. Me sentí realmente como en mi casa. ¡Qué corazón tan grande tienen todos! ¡Cuánto uno aprende cada día! En cuanto a los niños... ¡qué decirles! Vi rostros pequeños pero con una luz pocas veces vista, sonrisas difíciles de

Encomendar su vida a María

Él es uno de los jóvenes de nuestro barrio. Tiene 16 años y está solo. De niño, pasaba el tiempo en nuestra casa, pero eso ya no es “legal” (palabra en portugués usada para muchas cosas, en este contexto puede ser “interesante”) para él porque ya no es un niño. Venir aquí, en su idea, es una cosa infantil. Su futuro es una gran incertidumbre, por eso cada vez que lo veo en la calle, sano, es una tranquilidad. Venir a nuestra casa no es “legal” pero cuando lo golpearon en una fiesta fue aquí adonde llegó para que lo curemos. Es como si nuestra casa fuese la presencia de esa mamá que no está. Aquí recibió protección, amor gratuito, cuidados, abrigo, un regazo tibio para resguardarse. Yo no soy

Brasil, ...só alegría!

R, es una amiga de uno de los pueblos que visito. Tiene diabetes. Tres días antes de cumplir los 50, quedó internada por una infección en los dedos internos del pie. Decidieron amputar 3 dedos e intentar frenar la infección. Cuando ya tenía 2 meses internada fuimos a visitarla en el hospital fundado por la Santa Hna Dulce. R. sonríe con los ojos, además de con los labios y todo lo que estaba viviendo no afectaba eso. Quedé realmente conmovida con todo lo que significaba para sus hijas la internación (dejar a los hijos pequeños para acompañar a la madre, dormir en una silla la semana entera, etcétera), y aun así la fuerza para afrontar la situación. Finalmente decidieron amputar debajo de la

De los niños es el Reino

Viven en la Fazenda, una mamá y 4 de sus hijos. Están con nosotros recuperándose de su realidad anterior. La mamá no está muy bien, así que nos ocupamos activamente de los pequeños: bañarlos, comidas, estudios, juegos, cuentos…. Es muy lindo ver que ellos están mejor cada día, y que confían en nosotros. Con las experiencias que ya tienen en sus vidas nuevas, podrían cerrar las puertas a todos los adultos, pero eligen volver a confiar. A cada instante me enseñan cómo es la oración de un niño: es simple y segura, es pedir lo que necesitamos sabiendo que somos escuchados, y si la respuesta no es inmediata, pues simplemente repetir hasta el cansancio… del otro. Confían, reclaman, agradecen… hast

Despertar el amor a la vida

Se nos ocurrió proponer un espacio para las mujeres, una tarde por semana donde el Punto Corazón esté abierto para ellas, para aprender algo juntas, para tomar café entre amigas, para reír y llorar. La prueba piloto comenzó hace un mes, y desde entonces todos los martes, las puertas se abren a las 2:30 para rezar el Rosario y recibirlas. Cada semana llueva o truene ellas y sus hijos invaden la casa. Algunas entraron por primera vez, como Elisa, una chica de 23 años, madre soltera, que desde hace tiempo sufre crisis de ansiedad y depresión. Como visitamos a su familia y sabíamos su situación, siempre la invitábamos, pero esta casa abierta fue la excusa para que por fin se animara a venir. Lle

SEGUÍNOS EN 
  • 805678_fc11f588b44042fdba6f28038c3b49a7~
  • Icono social de YouTube
  • Facebook icono social

Administración en Cap. Federal

contacto@puntoscorazon.org.ar

@2017 by Puntos Corazón Argentina. Proudly created with wix.com