Carta 1: Jazmín Villalba - Filipinas

Estamos aquí para aprender cómo amar ¡Queridos padrinos, familia y amigos! Hello! Kumusta ka? Mabuti ako! (¡Hola! ¿Cómo están? Yo estoy bien). Ya han pasado dos semanas de mi llegada a este lugar que Dios pensó para mí con tanto amor y me parece una locura estar escribiendo la primera carta para ustedes. Solía pasar tiempo imaginándome qué les iba a contar o qué fotos iba a elegir para mostrarles, y acá me encuentro sin saber por dónde empezar porque han sido solo unos pocos días pero he vivido tan intensamente que siento que hace mucho tiempo que estoy acá. “Ha sido largo el viaje pero al fin llegué” dice una canción que me gusta mucho, ¡y vaya que fue largo! 33 horas arriba del avión para

Discurso de despedida de Madeleine

¡Gracias por venir a dar gracias conmigo por este año de misión! Les quiero agradecer por lo que fue este año, un año muy lindo porque descubrí donde se encuentra la felicidad. Ser feliz no depende de las cosas materiales ni de tener una vida sin luchas o sin sufrimiento, ni de buscar una respuesta dentro de sí mismo, no es esto lo que nos da la felicidad. Ser feliz es un don que solo puede ser recibido en el momento en que te abres a encontrar al otro... Cuando hay un niño tocando la ventana que te quiere dar un abrazo y dos niños más que te quieren enseñar hacer bombas de papas... Cuando una vecina quiere arreglar los cables eléctricos cuando la noche ya está oscura y no tenés luz.

¿Tendré alguna vez un corazón semejante al tuyo?

Meryakka, vive en un barrio llamado Pachama koil. Se trata del barrio en donde se encuentra el basural de la ciudad, ese lugar que se lo denomina el barrio de los intocables, de los sin casta. Cada domingo visitamos diferentes amigos del área, y ella siempre nos espera con gran entusiasmo y alegría, lista para escuchar lo que hemos hecho durante la semana. Ahora bien, ¿cómo contarles su historia? Ella se casó… ¡por amor! Con un hombre de otra casta y religión, por lo que tuvieron que escaparse para que no los separen, así fue como llegaron a este barrio. Luego tuvieron un hijo, que tiene hoy veinte años, pero cuando este pequeño tenía tan solo uno, el marido de nuestra amiga tuvo un accident

Mishal o la visita de Jesús niño

Mishal llegó a nuestra casa bien temprano, sin conocerlo, sin nunca haber entrado, solo se asomó al grito de un ¡akka!, no dudó ni un momento en ingresar y preguntar que podíamos hacer juntos. Ese niño irradia algo que no sé cómo describirlo, él me mira y siento que es Jesús quien lo hace, él me pide un vaso de agua y siento que es él quien llega sediento a casa, siento que es Jesús niño, es su versión más pequeña, pobre y vulnerable. Encuentros como el de ese día, tuvimos reiteradas veces. Luego de participar más de una vez en el rosario, nos pidió una cruz para llevarla siempre con él, pero que sea una igual a la que usamos nosotras. Le hemos preguntado reiteradas veces por su familia, don

¡Cuando hay amor, cada día es Navidad!

Hoy, cuando volvíamos de la misa, encontramos a una amiga del barrio, Juciara, a la que saludamos con un ¡Feliz Navidad! Y yo agregué, haciéndome la sabia litúrgica, que Navidad era durante toda la semana y no solamente ayer. Ella me mira y me dice “Cuando hay amor, Navidad es cada día. En los gestos de cada día es que Jesús nace.” ¡Cachetazo para mí! Soy tan estructurada y cuadrada que quiero limitar la Navidad en una sola semana. “Cuando hay amor, Navidad es cada día”. Entonces cada día es alegría. Es mirar al Cielo agradecido porque Dios es Fiel. Porque cumple sus promesas, porque está aquí con nosotros, caminando con nosotros, en medio de su pueblo. Cada día es comunión, es calor de ab

Una relación que va más allá de las palabras

Más conocida como Patty es una de las “new entry” de este año 2019 en el programa de “doposcuola” que tenemos. Tiene siete años y su hermano Vincenzo también viene con ella. Patty decidió desde hace dos años que no quiere hablar con nadie que no sea su mamá y su hermano Pasquale. Este mutismo selectivo es un verdadero problema para nosotros. El primer día que vino veo que entre los deberes que tenia que hacer estaba la lectura del libro de italiano. Y me dije: ¡mira que tienen sentido del humor en la escuela! Nada que hacer: hizo los deberes, completó las páginas de los libros de italiano y matemática, pero ni una palabra salió de su boca. Como en las películas americanas en donde los perso

Mi Belén de Valparaíso

A pesar de todas las gracias que Dios me había dado, el 24 a la mañana sentía la misma monotonía, no parecía para mí noche buena. Habíamos pactado que a la noche íbamos a ir a misa y luego recorrer las casas de nuestros amigos cantando villancicos. A causa de un incendio en donde se vieron afectadas 200 casas de un cerro de Valparaíso se cortó la luz y todo indicaba que íbamos a pasar la noche a oscuras. Aun así fuimos a misa e iniciamos las visitas, y aquí todo cambió en mí. Me di cuenta que el pesebre que no pude contemplar estaba ante mis ojos, lo estaba viviendo, estaba en Belén. Me sentí como los pastorcillos en búsqueda de Jesús y en cada casa lo encontré. Estando en el tiempo present

Tener un lugar de Paz

Descubrí que para los chiquilines estar esa hora con nosotros en la clase, por más que no se portaran bien, era para ellos poder salir aunque sea por un ratito de su dura y cruel realidad, ellos buscaban poder tener un lugar de paz aunque ellos no la tengan, buscaban alguien que les ponga límites aunque no te hacían caso, buscaban un lugar donde ellos realmente puedan ser niños, y hacer cosas de niños, poder volver a tener esa inocencia tan hermosa que los caracteriza, que parecen ya no tener más, buscaban un lugar donde por un momento ni tengan que escuchar peleas, discusiones, un lugar que les de Paz... #Uruguay #Misión #misionero #PuntosCorazón
SEGUÍNOS EN 
  • 805678_fc11f588b44042fdba6f28038c3b49a7~
  • Icono social de YouTube
  • Facebook icono social

Administración en Cap. federal

contacto@puntoscorazon.org.ar

@2017 by Puntos Corazón Argentina. Proudly created with wix.com