top of page
  • Foto del escritorAyelen S., India

Cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe

Uno de los apostolados que tenemos y realizamos una vez por semana, es visitar a unos niños en un hostel. Aquí se llaman así los lugares donde acogen a niños con enfermedades mentales y motrices, ellos estudian y viven allí, ya que su familia no puede o no quiere cuidarlos en su casa. Generalmente estos niños y personas que tienen estas enfermedades son excluidos de la sociedad y de su familia. Algunos reciben la visita de su familia con regularidad y otros no. Es por esto, que una vez por semana, vamos a pasar un tiempo y jugar con ellos. Disfrutamos mucho ese momento de alegría, a veces son tantos que no nos dan los brazos para estar con todos.


Cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page