• Diana Narballo, El Salvador

La alegría de esta niña

Rosa tiene 12 años; por las circunstancias difíciles de su nacimiento tiene un retraso en el aprendizaje y también algunos problemas motrices que le dificultan caminar normalmente y un brazo que lo maneja con dificultad. La alegría de esta niña es venir a nuestra casa, con o sin su mamá. Increíblemente eso le parece tan divertido que ella nunca se cansa, somos nosotras que terminamos rendidas pero muy contentas. Hace dos semanas ella se quedó todo el día y mi misión fue atenderla. Trabajamos juntas en el jardín; cocinamos y descubrí que su gran pasión es lavar los platos. Después del almuerzo, hicimos un pequeño taller de galletas: ella estaba muy feliz, lo hizo todo, yo sólo le daba instrucciones y lo hizo muy bien. Fue un momento en el se dio cuenta que es capaz de mucho. Luego rezamos el Rosario y fuimos a juntar naranjas y terminamos con una "super" merienda con café y galletas recien horneadas.



6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo