Marianela

19 Mar 2018

 

Hola, mi nombre es Marianela Diaz, tengo 24 años y soy de Paraná, Entre Ríos. Hace ya tres años me recibí de Profesional de Enfermería y tengo el gran, gran regalo de poder encontrarme con Cristo Roto en cada instante de mí día laboral; tengo la bendición y la gracia enorme de encontrarme cada día con Jesús bebé. Trabajo específicamente en Neonatología y les cuento que es muy fácil encontrar a Jesús en el enfermo, necesitado y en soledad pero es difícil ver y sentir su agonía y su dolor; consuela saber que existe la vida Eterna para quienes son llamados a volver al Padre y también uno puede palpar y sentir muy fuerte la belleza y la grandeza de la vida humana, el amor infinito de Dios sobre la creación y sobre todo el amor tierno, misericordioso, compasivo de Dios por el hombre y la alegría de aquellos que ganan la batalla de la enfermedad y aferrados a María en el Rosario comienzan a peregrinar de nuevo su vida terrena.

Conociendo a Brunella –una bebé prematura de familia muy humilde; un milagro inmenso de Dios para los que la conocimos, que por sus problemas de salud fue llamada a volver al Padre con tan solo dos añitos- conocí y sentí el amor perfecto, grande e infinito de Dios, nunca antes había estado más cerca de Jesús que cuando estaba al lado de la cuna de Brune. Y cuando uno recibe ese tipo de encuentro tan fuerte con el Crucificado ya no pude dejar de desearlo, ya no puede no escucharlo o ignorarlo; algunas veces uno logra esquivarlo pero cuando el Señor ya tiene pensado algo para tu vida no te deja que le digas que no tan fácilmente; Él mismo se encarga siempre de insistirte hasta que consigue lo que quiere. Y por eso voy a la misión, Dios quiere necesitarme y yo lo necesito; solo quiero responder con mis pobrezas a tan inmerecido amor.
Una de las cosas que más me enamoró de Puntos Corazón, durante este año de discernimiento, es el carisma que nos invita a vivir –consolación y compasión-. Me emociona muchísimo tener la oportunidad de vivir una vida austera y silenciosa al servicio de Jesús en la cruz -yo entera para Él en Ellos-
Por todo esto, quiero contarte que los primeros días de Mayo partiré rumbo al Punto Corazón de Valparaíso, Chile para encomendar 14 meses de mi vida al servicio a los demás. Recen por mí.

“Anhelo un toque de tu amor, solo un destello de tu gloria en mi Señor, 
en un momento todo puedes transformar, mi vida has cambiado Dios.
Que tu amor me atraiga, al lugar donde tú estás, 
quiero más de ti Señor”

En Mamá María un abrazo grande…

Share on Facebook
Please reload

Entradas destacadas

Una mujer admirable

November 11, 2019

1/6
Please reload

Entradas recientes

November 11, 2019

October 8, 2019

Please reload

Archivo