Un maestro de oración

Marco es un nuevo amigo para mí, pero ha sido un gran amigo de las comunidades anteriores y conoce muy bien de cada una de ellas. Es un joven con dificultades en sus extremidades, no mira muy bien, tiene poco desarrollo del lenguaje pero entiende todo lo que se conversa con él. Se comunica por medio de gestos en su rostro, algunos sonidos, tiene una gran sonrisa y parpadea para responder. 

Un día tomando sol nos pidió que rezáramos una decena del rosario con él, (...) se quitó su gorra, pidió que le ayudáramos a quitarse su rosario del cuello y lo sostuvo entre sus dedos. Comenzamos a rezar Tania y yo en vos alta y él emitía algunos sonidos. Aunque no fueran precisas sus palabras, sus gestos valían más de lo que podíamos decir. (...) Percibí que cada Ave María venía de lo más profundo de su ser, que era todo él y su sintonía con Cristo. 

Este momento fue tan vivido y verdadero que se convirtio en una verdadera gracia para mí, que me salva de la repetición “sencilla”. Dios nos invita a ir más allá y realmente este amigo se ha convertido en un ejemplo de vida por la profundidad de su relación con Dios.

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas destacadas

Una mujer admirable

November 11, 2019

1/6
Please reload

Entradas recientes

November 11, 2019

October 8, 2019

Please reload

Archivo