Podría escribir un libro entero

6 Mar 2019

 En un año Dios se me presentó de mil maneras, en un país nuevo, con una nueva cultura. Fui llevada muchísimo más allá de lo que podía imaginar. Cada día fui provocada a dar algo de mí, la mayoría del tiempo, a darlo todo. Fui amada, servida, escuchada, respetada y me sorprendí, porque cuando salí iba con la idea de amarlos, servirlos, respetarlos… Recibí mucho más de lo que pude dar. Experimenté una pobreza profunda, dolorosa: mi propia pobreza. Lo cual fue una gran herramienta para experimentar el amor real de Cristo.

 

Podría escribir un libro entero enumerando las gracias que me fueron dadas durante este año en la pequeña misión en Salvador de Bahía, Brasil, y los nombres de las personas por las cuales recibí dichas gracias. Me doy cuenta que un pequeño “sí” ofrecido a Dios, deja de pertenecerme y es transformado en un

camino de amor, uno sobrenatural. Un sí, vivido en lo cotidiano, en lo natural, pero con una dimensión fuera de nuestros límites.

Share on Facebook
Please reload

Entradas destacadas

Discurso de despedida de Madeleine

February 3, 2020

1/9
Please reload

Entradas recientes

February 2, 2020

February 1, 2020

December 24, 2019

Please reload

Archivo