Misión de Semana Santa en La Rioja

29 Apr 2019

 

Cuando me pidieron que escribiera un pequeño artículo sobre esta experiencia, se me vinieron tantas cosas a la cabeza que se me dificultó elegir de qué hablar. ¿Hablaré de la inmensidad y belleza de las montañas, del Famatina? ¿Del silencio del pueblo, de la paz reinante? ¿De las hermosas capillas del pueblo, con sus antiquísimas imágenes? ¿Quizá de la mirada de la Doliente, de una de las imágenes más bellas que vi de Santa María?

 

Difícil ser breve y concreto. Me marcó muy fuerte el “Perdonen, no odien, porque no saben lo que hacen” con el que Wenceslao Pedernera, recientemente declarado mártir y beato,  se despidió de su familia. A esto nos lo narró doña Coca, su viuda.  Así es, tuvimos la dicha de compartir unos mates con ella, en la casa en la que recibió los disparos mortales. Regalo como este son escasos, totalmente inesperados y, estoy seguro, será imborrable. 

 

Entre montañas inmensas, Dios nos habló en lo concreto, en lo pequeño. Me quedo con Rosa, sufrida viuda que se entrega por su familia y su “¡No te metas con mi mamá!”, cuando le atacan a mamá María. También pienso en Clara, con sus 15 años recién cumplidos, diciéndole “¡Gracias!” a Cristo por morir por nosotros, en una mirada llena de emoción. 


Nueces, mates, aceite de oliva, aceitunas, humita, dulces, panes… el pueblo se entregó con alegría pascual  a nosotros, y nosotros con alegría le hablamos del Dios que se entrega también por entero.


En nuestro corazón quedó Sañogasta y La Rioja entera, como también el ejemplo de los Testigos, de los mártires riojanos cuyo ejemplo recibimos con el corazón dispuesto. 
¡Gracias Señor, por tantas bendiciones!

 

Ver las fotos

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas destacadas

Judit, futura misionera a Brasil

November 18, 2019

1/7
Please reload

Entradas recientes

November 11, 2019

October 8, 2019

Please reload

Archivo