Atraídos por Algo

8 Oct 2019

 

Llegamos aquí atraídos por algo, pero es en el encuentro con el otro donde lo vamos descubriendo y todo se vuelve más claro.
Alfredito, como le dicen muchos en el barrio, estaba muy orgullosos de poder cruzar la calle caminando, tomado de su silla, “lo logré” decía muy contento, y no nos dejaba ir sin antes verlo. Cuando vamos a buscarlo a su casa, él ya está sentadito en su silla, en la calle junto a la vereda listo para marchar. A veces, me gusta acelerar un poquito su silla y pararme atrás cuando vamos marchando. Entonces vamos un poco riendo y un poco peleando.
Hace un tiempo le preguntamos si quería ir a un hogar, que ahí no estaría solo y tendría lo necesario. Siente miedo de extrañar el barrio, del que nunca ha salido. Le decíamos, que puede conocer nuevas personas que lo van a querer y cuidar mucho. Y si podemos, también lo vamos a visitar. Él quedó en que lo iba a pensar. Hace unas semanas, nos dijo que si y hasta insistía. Hemos comenzado a averiguar y resultó que no es tan sencillo porque en algunos hogares no hay lugar, pero seguiremos buscando. Dios quiera que pronto esté en un lugar rodeado de mucho amor. “Quiero que me visiten, no te olvides de mí”, repite muchas veces y sus palabras resuenan en mí.

 

Share on Facebook
Please reload

Entradas destacadas

Judit, futura misionera a Brasil

November 18, 2019

1/7
Please reload

Entradas recientes

November 11, 2019

October 8, 2019

Please reload

Archivo