"¡No tenga prisa mi hija!"

22 Oct 2018

Les presento a Doña N., una mujer valiente, de edad bastante avanzada, prácticamente nuestra abuela brasileña. Recuerda a cada tío (misionero) que pasó por aquí y nos recibe con el esplendor de su sabiduría. Los encuentros con ella son verdaderos y profundos. No sé que tanto consiguió estudiar, no sé que tanta catequesis habrá recibido, pero cada palabra que sale de ella remueve el corazón. Ella sufre mucho por la maldad que hay en el mundo, por los vecinos que sufren de adicción y por las personas enfermas que conoce en el barrio. No deja de rezar por todo esto; y también con su alegría de ser cristiana, no deja de animarnos a vivir según lo que nos lleva a la verdadera felicidad.

A veces cuando la visito, me dice: "no tenga prisa mi hija, viva bien la misión aquí, que después será para toda la vida". Ella tiene bien claro eso en su vida: mismo estando mal de salud y bien mal de las piernas, toma su bastón y sale a visitar a los enfermos de la comunidad." 

Share on Facebook
Please reload

Entradas destacadas

¡Feliz Navidad!

December 24, 2019

1/7
Please reload

Entradas recientes

December 24, 2019

December 17, 2019

December 17, 2019

December 12, 2019

December 12, 2019

November 11, 2019

Please reload

Archivo