top of page
  • Foto del escritorBelén Hernández, Ecuador

"Perder el tiempo” con nuestro amigo

Quiero presentarles y hablarles de un gran amigo nuestro: Don Juan. Él es un hombre muy animado, gracioso y bromista; siempre nos recibe con una gran sonrisa; también tiene una gran fe en Dios. Para mí, es admirable su fortaleza y alegría, ya que lamentablemente perdió a su esposa repentinamente, hace poco más de un año. Para él fue muy doloroso, además su madre había fallecido unas semanas antes.


Un día estábamos hablando y noté que se veía algo triste, algo que es raro en él. Decidí preguntarle nuevamente cómo estaba, y qué le andaba pasando. Él me respondió que a veces se sentía solo, que extrañaba la compañía de su esposa y poder hablar con ella, ya que era su gran compañera, y con quien podía compartir libremente sus pensamientos y sentimientos. Me dijo que, a pesar de todo, él sabe que sus hijos lo cuidan y tratan de acompañarlo en la medida que puedan, ya que cada uno tiene sus ocupaciones, pero que, obviamente, no era lo mismo sin su esposa. En ese momento pensé en lo importante de nuestra amistad con él, en lo valioso de compartir momentos y de “perder el tiempo” con nuestro amigo. Claro que no podemos quitar su soledad y su dolor, pero al menos podemos acompañarlo mientras lo atraviesa.



"Perder el tiempo” con nuestro amigo

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page