top of page
  • Foto del escritorKarolina, Chile

El apostolado en la cárcel

"¿Por qué, cuando tomo mis medicinas por la mañana, no me las trago todas de una vez? ¿O dejo de tomarlas?", pregunta Otilio, preso en la cárcel donde vamos de apostolado. Tiene más de 90 años, lleva aquí dos o tres años y le quedan unos quince. Parece absurdo que este anciano se encuentre preso y lo más probable es que muera en la carcel. El sentido de su vida, lo que le da fuerza y esperanza, es su mujer y su familia: ¡hijos, nietos, bisnietos y tataranietos! El nos dice: "El promedio de vida en Chile es de 80 años, yo ya tengo más de 90.... así que todavía tengo una misión que cumplir, Dios quiere que viva".

Dice con tristeza que ya no recuerda bien cómo era la calle donde vivia, pero cuando le preguntamos cuál es el lugar más hermoso de Chile, responde sin dudar: "¡Mi casa! y sobre todo el balcón con una hermosa vista del atardecer, o más aún de la luna. No hay nada más hermoso que esa vista. Mi mujer y yo solíamos contemplarla juntos...".

Otilio entiende muy bien nuestra misión y que nuestras visitas son importantes: "Todo el mundo necesita visitas, incluso los más duros". Cuánto nos gustaría visitar a Otilio todas las semanas y pasar tiempo con él, sin embargo hay tantos presos que también quieren hablar un rato y descansar de la dura realidad de la cárcel!


amanecer: vista con la luna



Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page