• Analía Pasquali, Costa Rica

La historia del pesebre de papel

Una de las ideas navideñas fue hacer un pesebre con papel periódico; esta propuesta llamó la atención de Brenda, de 11 años, que si bien conocíamos de vista, nunca había venido. Al entrar por primera vez en nuestra casa estaba muy seria y callada, “venía a lo que venía”: a hacer ese pesebre, ya que quería ponerlo junto al gran portal que cada año ocupa la mitad de la sala de la casa familiar. Tania estuvo a su lado ayudándola en cada paso, porque no era tan fácil, y aunque los demás niños iban desistiendo, y comenzaban a hacer cosas más simples como estrellas o coronas, ella seguía. Cuando ya había llevado a su casa algunos personajes del nacimiento, su abuela nos llamó con la voz temblorosa por la emoción, para agradecernos, y nos contó que, normalmente, Brenda tiene mucha dificultad para integrarse y todo le cuesta más que a los demás, pero en nuestra casa es libre y feliz. Ahora cada vez que viene habla hasta por los codos y puede ser ella misma.



6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo