• Alexis, Perú

Al lugar donde nadie quiere ir

Por motivo de la Semana Santa, nos permitieron ir el Miércoles Santo al Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima, equivalente a una correccional de menores. Todos los jóvenes que visitamos estaban muy agradecidos con la visita, que realmente no fue larga para poder pasar por todos los pabellones que se nos permitía. Pero de igual manera, fue la única visita que recibieron durante la pandemia y más profundo cuando uno de ellos manifestó: "Gracias por acordarse de nosotros y venir al lugar donde nadie quiere venir".

Tanta Misericordia en esas palabras, porque yo no sabía que iba a ir hasta 2 días antes, no lo esperaba, solo llego por Gracia de Dios que quiso que esté ahí justo en ese momento. Fue una invitación a salir de mí mismo para poder ponerme en el lugar del otro, y la sensación de que podemos hacer mucho con poco, con nuestra simple presencia.



98 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¡Ver!