• Ornella Foglia

Los niños: pequeños grandes maestros


También quisiera hablar de los niños! Son tantos... y cada uno tiene una belleza especial. Sus miradas se filtran cada mañana por las rejas de la ventana de nuestra casa. Esa mirada es brillante y resplandeciente como la luz del sol. Escuchar cuando nos llaman, y reconocer su voz, me hace sentir tan niña como ellos. Ellos nos necesitan a nosotros, pero nosotros los necesitamos a ellos.

De nuestra vecinita de 3 años, aprendí a entrar en la capilla con sumo respeto. Vi en sus ojitos cómo miraba a Jesús sacramentado y a mamá María! Con total delicadeza y recogimiento. Con sólo tres años, me sentó en la capilla y me hizo hacer silencio, para mirar y contemplar solo a Jesús y María! Una pequeña, gran maestra, dulce y pícara, sencilla y tranquila pero a su vez fuerte e imponente. Gracias Dios por ella y por toda su familia. Están en mi corazón.

Entradas Recientes

Ver todo