• Analía Pasquali, Costa Rica

¿Me puedo quedar a vivir aquí?

Hacía dos días que la mamá de Amanda había muerto, luego de una larga batalla contra el cáncer… Mis hermanas de comunidad estuvieron muy cerca de ella en todo el proceso, visitándola varias veces a la semana… La pequeña Amanda permanecía callada, quieta, triste, nunca quiso venir al Punto Corazón. Dos días después de la partida de su mami, les dice a sus abuelitos que quiere que la lleven donde las misioneras. Así es como esta princesita irrumpió en nuestra vida para quedarse, buscando amor y ternura. Yo creo que, misteriosamente, su mamá la guió aquí porque sólo con entrar Amanda ya es feliz: «¿me puedo quedar a vivir aquí? -nos dice- mi mamá desde el cielo dice que sí, me deja»



25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo