top of page
  • Foto del escritorKatia, de misión en Perú

¡Qué bien que estoy aquí!

Por cada una de las alegrías, la tarde de apostolados, las tristezas que a veces compartimos con las familias, las tardes de juegos con los niños, la adoración acompañada de los amigos, la vida en comunidad, el rezar el rosario y tener una intención para la Virgen, por todo esto y mucho más, es que puedo decir con certeza: “¡Qué bien que estoy aquí!


¡Qué bien que estoy aquí!

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page