top of page
  • Liliana (El Salvador)

¡Tengo tanto que agradecer a Dios!

Tantos rostros que me han marcado, amigos que por su testimonio de fe han sido instrumentos del Señor para que yo creciera espiritual y humanamente. Tantos sufrimientos en los corazones de nuestros amigos que me han hecho gritar a Dios; y Él me ha dado la Gracia de vivir la compasión.

Y cómo no alabar a Dios por esa inmensa fe del pueblo salvadoreño, que en medio sus dificultades y sufrimientos lo primero que hace es elevar su mirada al cielo para ponerse en manos de su Creador y Padre Bondadoso y luego agradece por su infinito Amor y Misericordia.




Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page