• Florencia Álvarez

Un pequeño Punto Corazón

Soy un instrumento bien pobre que el Señor ha recogido y lo utiliza moviéndolo según su antojo. Él es quien obra y yo me dejo hacer”. Hermanita Magdalena de Jesús


Creo que fue ese mismo misterio el que nos llevó, junto a otros 7 misioneros, a pasar la semana santa en Colazo; un pueblo pequeño al sudeste de la provincia de Córdoba.


Junto con Charo nos alojamos en la casa de Elena. Esa casa es un pequeño Punto Corazón, donde Elena cuida a su mamá y a su hermano, y además se hace el tiempo para tener siempre las puertas abiertas para quien pase y quiera quedarse. Fue algo que nos llenó de esperanza… La santidad que el mundo no muestra ni quiere ver, pero que está ahí.



118 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo