top of page
  • Florencia Álvarez

Un pequeño Punto Corazón

Soy un instrumento bien pobre que el Señor ha recogido y lo utiliza moviéndolo según su antojo. Él es quien obra y yo me dejo hacer”. Hermanita Magdalena de Jesús


Creo que fue ese mismo misterio el que nos llevó, junto a otros 7 misioneros, a pasar la semana santa en Colazo; un pueblo pequeño al sudeste de la provincia de Córdoba.


Junto con Charo nos alojamos en la casa de Elena. Esa casa es un pequeño Punto Corazón, donde Elena cuida a su mamá y a su hermano, y además se hace el tiempo para tener siempre las puertas abiertas para quien pase y quiera quedarse. Fue algo que nos llenó de esperanza… La santidad que el mundo no muestra ni quiere ver, pero que está ahí.



120 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page