• Denise

Campamento de Villa Jardín

“Alégrense siempre en el Señor. Vuelvo a insistir, alégrense. Que la bondad de ustedes sea conocida por todos los hombres.” (Flp. 4,4-5)


Luego de vivir cuatro días de campamento con las niñas del Punto Corazón de Villa Jardín, hay una palabra que queda resonando en mi corazón y es ALEGRÍA, la cual nace de su interior y saben cómo transmitirla, cómo manifestarla y que además, saben contagiarla muy rápido.

Son seres siempre presentes, con una sonrisa, ante cada juego, luego de varios intentos por aprender una canción, después de animarse a rezar una decena del Rosario, sus palabras de bondad al decir: -“Hoy me toca a mí, ayudarte a lavar los platos.”-; algunas miradas tiernas al pedirse perdón muy pronto, luego de pelearse, su contento sin filtro y auténtico, va más allá de cualquier adversidad que pueda presentarse, es profundo porque nace de sus corazones… Una y otra vez, fui testigo de estas pequeñas obras de amor.



95 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo