• Sofía A., Argentina

Darme es mi alimento

Nos esperaban muchas cosas por hacer en casa con Dora, pero el tiempo con nuestros amigos es siempre un alimento para ese amor que necesitamos para seguir cada día. En la misión, puedo hacer la fuerte experiencia de que sólo puedo amar cuando salgo de mí misma, cuando no me quedo tanto en mis preocupaciones sino en las de las personas que hoy son parte de mi realidad. Cuando mis ojos se caen de cansancio viene la gracia que solo Dios puede dar de estar presente en cuerpo y alma frente a Graciela, a Rosa, a sus preocupaciones y así me hacen volver a la fuente, dándole un sentido a la vida y a mi presencia acá.



25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo