top of page
  • Patricia Balán, El Salvador

Dios se lo pague

Mi corazón se hace un nudo al contarles la historia de doña Angela, es una señora de aproximadamente 76 años, es viuda y hace algunos meses perdió totalmente la vista. Vive con su hijo Diego que fue abandonado por su esposa dejándole 3 niñas pequeñas. También vive con ellos Alicia una chica discapacitada que les dejaron desde que era bebé; la vida para ellos es bien dura. Diego tiene una enfermedad degenerativa y no puede trabajar, y las niñas no están bien. Un domingo llegaron a almorzar a nuestra casa, jugamos y la pasamos muy felices; lo que más me impresiona es que nunca faltan a la misa dominical y la fe de doña Angela es admirable: nunca se queja y habla de un Dios maravilloso y su frase favorita es: Dios se lo pague.



16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page