top of page
  • Foto del escritorIciar, India

El Cielo sonríe con él

Silvester tatta lleva aquí unos 2 años y es fácil darse cuenta que se siente como en casa. Silvester es leproso, pero nada le impide seguir disfrutando de la vida y dar la vida por su jardín. A pesar de que toma medicinas todos los días para frenar la lepra y no sentir dolor, cada día sufre mucho especialmente en sus manos. Pero él no duda en poner sus manos al servicio de los otros, y arreglar el jardín con amor. Cada día encuentra algo nuevo que hacer; nuevas plantas que poner, nuevas tierras que buscar, nuevas plantas que podar.

Y en esto se basa su día a día, en rezar, comer y disfrutar del jardín por amor a los otros. Y es HALUCINANTE, porque su sonrisa sigue ahí, cada vez que sonríe, estoy segura de que el Cielo sonríe con él. Sonrisa sincera, sin apenas dientes, sonrisa de amor, sonrisa de dolor, pero siempre sonrisa. Cada semana, cuando vuelvo al Garden, es él quién me ayuda a volver a sonreír, es a él a uno de los primeros que voy a saludar, porque me llena el corazón ver esa sonrisa y me hace espabilar, me hace darme más, me hace salir de mis ideas, de los agobios, de mi cansancio y dar la vida por el otro con una S O N R I S A.


El Cielo sonríe con él

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page