• Florencia Silvero, Cuba

Mí corazón se desarma

Hay una frase que con mi comunidad siempre decimos “¿qué hace Cuba con nuestros corazones?”, y la respuesta nos la dio un gran amigo sacerdote “Cuba te desarma y Dios te arma de confianza”, y es que Dios, aquí, realmente desarmó mi corazón por completo y cada día lo está volviendo a armar, totalmente diferente a lo que mi corazón era hace un año atrás y me está enseñado a confiar plenamente en Él, abandonarme, y dejarme amar por Él. Creo que Dios me trajo a esta tierra para que pueda aprender esto, sobre el verdadero amor, que voy aprendiendo cada día, en la rutina, en las visitas a los amigos, en la sencillez de las tareas de la casa, en lo cotidiano. Dios nos ama en lo cotidiano, y comprendí que no tengo que realizar grandes actos, sino que, con el gesto más pequeño que tenga con mis hermanos, si es hecho con amor, Dios es feliz conmigo.



90 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¡Ver!