top of page
  • Foto del escritorBasilia N., Senegal

Se ve bien sólo con el corazón

Entendí un poco mejor el sentido de mi misión aquí durante la tercera semana de mi llegada cuando nos fuimos de apostolado hacia Mbeubeus. Este lugar es un basurero abierto donde la belleza podría parecer ausente, y por lo tanto, mucha gente trabaja ahí. Aquel día visitamos a nuestros amigos y fuimos a encontrar una familia que vive en Malika, el pueblo pegado al basurero. Nos acogieron con los brazos abiertos y pasé una tarde fabulosa, jugando en la arena con Mamma y comiendo tcheep. Mi hermano de comunidad y yo estábamos muy felices de estar ahí y cuando salimos esta felicidad nos llenaba el corazón. No hubo nada extraordinario durante esta visita, durante esta tarde. Durante el camino de vuelta, amontonados en un bus rápido que brincaba más que caminaba, me acordé de la frase del Principito: "Lo esencial es invisible a nuestros ojos, se ve bien solo con el corazón". Realmente, nuestros criterios humanos son limitados y perecederos, aprendamos a juzgar las cosas con nuestro corazón y con nuestra fe, ya que las cosas no son lo que parecen.



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page