top of page
  • Foto del escritorPatricia Balán, El Salvador

Una fragancia de inocencia

Los sábados en nuestra casa hay un aire juvenil y una fragancia de inocencia; la catequesis empieza a las 10:00 y termina a las 12:00 del mediodía, los niños y jóvenes juegan, corren por la casa, algunas mamás llevan a sus hijos y se quedan esperándolos, unas platican entre sí, otras van unos minutos a la capilla.

Es muy lindo ver que entre ellos hay amistades, confianza; la mirada llena ternura de los más pequeños nos transmiten paz y tranquilidad, nos agradecen sin decir palabras, porque sabemos que salen con más alegría, contentos de saber más de Dios, de Jesús y del Espíritu Santo, también de nuestra Madre Santa; eso nos ayuda para poder seguir con nuestra misión de la formación de niños y jóvenes de nuestro pueblo.



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page