• Ornella Foglia

Una atención auténtica

A toda hora del día llegan a visitarnos y a jugar, los niños del barrio. A ellos les encanta pasar tiempo con nosotros, ayudarnos a cocinar o simplemente compartir y nosotros aprendemos muchísimo de ellos.

Particularmente durante estos encuentros volví a sentirme niña, mi corazón y mi ser se transformaron en el de un niño pequeño, porque son ellos mismos los que nos invitan a dejar lo que estamos haciendo para que nuestra atención sea exclusiva hacia ellos y que nuestra presencia y nuestro encuentro sean verdaderamente auténticos. Y esto también es lo que Dios nos pide.








22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo